Uno de los últimos proyectos en grupo fue el del avión. Tuvieron un día para hacer el avión. Este estaba compuesto de palitos de madera y un papel especial. Luego de haber terminado de construir los aviones se comenzaron las pruebas. Dichas pruebas se hicieron en el estacionamiento trasero del Departamento de Ingeniería Civil. Para que el avión volara, los jóvenes rotaban la élice lo que impulsaba el avión. Una vez los aviones tocaban suelo, se procedía a medir la distacia recorrida. Fue muy divertido, pues algunos aviones volaban grandes distacias, otros no volaban ni un solo pie y otros hacía espirales impresionantes.