Les tocó hacer un catamarán en grupos de 2 personas. Este estaba  hecho de foam, palitos de madera y una vela de plástico. Tuvieron un día   para construirlo. Lo más difícil fue darle  forma en la parte frontal del foam con   una lija. Luego de haber terminado el bote comenzaron las pruebas. Se rotaba una pequeña élice ubigada debajo del bote que conecteba con una    liguilla la cual le daba movimiento al barco. Lo curioso fue que la mayoría de  los botes se iban hacia el lado izquierdo y chocaban con la pared de la piscina donde se hacían las pruebas.